Peregrino

El peregrinar es caminar hacia un

destino incierto,

desafiado por una necesidad que no

comprendo, a la que me es imposible

resistir.

Peregrinar es abandonar la comodidad

del techo que me cobija, por lo

fascinante de lo absoluto que me

convoca.

Es estar habitado siempre por la

fragilidad del instante.

El camino del peregrino es muchas veces

dificil, pero una vez que lo pisas es

imposible dejarlo atrás.

Así, peregrino por un camino que me

eligió, para descubrir rutas que no

imaginé.

Recorrer lugares que no conocía y

aprender oraciones que no rezaba.

Balbucear idiomas que no entendía y

reflejarme en rostros que no me

espejaban.

Desde entonces lo atravieso sin

detenerme,

aunque a veces todo se vuelve oscuro

y cuesta recorrerlo, entre la niebla

de las dudas y la desesperanza.

Aún así persisto,

aún así me expongo,

aún así descubro.

Con ojos curiosos me asomo al horizonte

cada amanecer.

Cada nuevo día anhelo que lo sagrado

me encuentre.

Hasta entonces camino,

hasta entonces conozco,

hasta entonces espero.

Peregrino.

Leave a Reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s