Mirar al cielo

Creímos que la Tierra era lo único que existía,

pero no, mirar al cielo nos reveló las estrellas.

Creímos entonces que la tierra era el centro del universo,

pero no, mirar al cielo nos reveló al sol.

Creímos que el sol era el centro del universo,

pero no, mirar al cielo nos revelo las galaxias.

Creímos que nuestra galaxia era el centro del universo,

pero no, mirar al cielo nos reveló que hay millones.

Creemos que nuestro universo es el único que existe,

quizás si, a lo mejor no.

Creemos saber mucho

pero recién empezamos a entender

Por eso cuando miro el cielo contemplo mi maravillosa insignificancia.

Descubro el tamaño de mis problemas

y de mis diferencias con los otros.

Descubro que soy una brisa tenue que pasa.

Que soy una flor frágil que se deshace.

Que soy un débil parpadeo en la historia.

Y cuando, en las noches sin luna, elevo mi mirada

veo palidecer a las estrellas y detenerse a los astros.

De a poco lo absoluto me abraza, 

lo infinito me envuelve,

y me conecta con la eternidad.

Al mirar el cielo.

3 comentarios en “Mirar al cielo

Leave a Reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s