FIEBRE

Cuerpo que hierve sin calor,
cuerpo que tirita sin frío.
Cansancio abrumador,
sueño desmedido.
Corazón galopante,
dolores por doquier.

La cabeza palpitante,
el agitado pecho.
El pensamiento apagado,
las pasiones adormecidas.
El apetito olvidado,
los planeado diluido.

Los afectos aguardan,
el trabajo se posterga.
Nada parece importante,
importa quedarse quieto.

El cosmos y la humanidad se comprimen, en las profundidades incomprendidas de un cuerpo ignorado que pelea una batalla sin nombre.

Lucha despiadada e invisible
entre los unos y los otros.
Toda la suntuosa y poderosa humanidad
vuelta pequeña de pronto.

El espíritu cede el mando
y el microscopio reina.
La humanidad se apaga,
cuando gobierna la fiebre.

Leave a Reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s