Seleccionar página

¿Cómo puede ocurrirte tanta creatividad, tanto talento? Respiras el genio artístico de los hombres, tan suelto, tan libre. Pareces un sitio escogido por Dios para regalarnos su don, donde lo divino y lo humano se funden para hacerte un lugar único, donde los hacedores de belleza se desparramaron sobre tus rincones, haciendo que surja la luz en tiempos oscuros y opresivos.

Tus catedrales monumentales, reproducidas por doquier, parecieran de golpe estar una luchando con la otra por impresionarnos más, cuál más intensa, más alta… Más.

Cuan bello marco para tantos dones. A tus alrededores estallan los paisajes medievales, los aromas, los sabores, los colores, los campos, los viñedos; fuiste rodeada de lo bello.

Tus calles estrechas, como si quisieras protegerte, resguardar tus tesoros, cuidar tu intimidad preciosa, invitan a recorrerte aguardando una sorpresa a cada vuelta de esquina.

Tus atardeceres y noches se pueblan de conciertos en tus plazas y puentes, conciertos de voces, conciertos de campanas, que danzan entre sí en una sinfónica orquesta que acaricia lo celestial.

Florencia está recubierta de arte.

A %d blogueros les gusta esto: