Encuentro

Mis pupilas se dilatan al descubrir ese regalo inesperado de tus ojos ajenos, que se vuelven míos.

Inspiración

Las palabras se empujan, se agolpan entre mis dedos. Entrelazadas, exigen ser escritas y se desparraman por el papel.