Seleccionar página

La incertidumbre nos rodea

desde el comienzo de los tiempos

Pensamos que ya no esta

Qué logramos vencerla

Que controlamos casi todo

Proyectamos, planeamos, dibujamos en el aire

Nos aseguramos y aseguramos casi todo

Para vivir, la ignoramos, pero ella nos habita, nos rodea, nos acompaña

Cada día, cada instante

Blindamos nuestra vida de falsas seguridades

Que nos hacen olvidar nuestra insignificancia

Pero ella surge, de repente o solapadamente,

nos mira a los ojos, y su mirada nos trastorna

Estamos a su merced, a pesar de todo

entonces comprendemos

Tomamos conciencia

De nuestra pequeñez

De nuestra fragilidad

De nuestra arrogancia

Incertidumbre que nos recuerda

nuestro lugar en el universo

Navegando hacia la eternidad

En nuestro pequeño punto azul pálido

Qué llamamos Tierra

Qué llamamos hogar

Barco que navega sin capitán a través del vacío estelar

De golpe percibimos

Qué estamos solos

Qué somos huérfanos

Que Todo lo que se mueve, gira sin nuestro control

Y entonces añoramos encontrarte

Descubrirte

Conocerte

Y entregarte el presente, el futuro, los sueños, los miedos

Los amores, y dolores

Porque nunca fueron nuestros

Aunque creíamos que si

Que éramos dueños

Y señores

Y no

Solo somos sutiles sombras

En esa pequeña esfera azul

Que viaja en el espacio

Quien sabe adonde

La única certeza es tu mirada

La única certeza es tu amor

La única certeza es tu mano

que nos sostiene

Mientras pensamos ilusionados

que caminamos solos

A %d blogueros les gusta esto: