Seleccionar página

RELACIONES POSMODERNAS

Jeremías los había citado con cierta urgencia en el bar de siempre. Lo notaron tenso, raro en él.

Estaba sentado con las manos entrelazadas en la mesa del fondo, espero a que se sentaran, y sacó unos papeles todos garabateados y les dijo:

—¿Ustedes conocen el mito de Narciso?

—¿El qué? interrogaron al unísono

— Narciso, el narcisismo, ¿saben lo que es?

………

—Por que quiero leerles algo, y necesito que me ayuden.

Santi y Álex se miraron sorprendidos

— ¿Leer a Narciso? Preguntó Santi.

—¿Estás filosófico? Agregó Álex.

—No es joda che, es en serio.

— Cuanto misterio…a ver… Dale.

—Dice así: “Cuenta el antiguo mito

que Narciso era el joven mas bello

que jamás haya existido sobre la tierra,

mientras su belleza encandilaba a las ninfas,

él parecía no necesitar de nadie, mucho menos a una mujer.

Entonces por rechazar el amor de una

de ellas, y así destrozar de tal modo su corazón, que murió de amor, fue condenado a 

enamorarse de su propia imagen reflejada en un espejo de agua.

Fascinado por su retrato, se olvidó de su vida,

y la perdió, ahogándose en las profundidades del lago.

En aquel lugar donde su ser se disolvió nació una bella flor, que nos recuerda desde entonces su historia.”

—¿Perdón? ¿what? Interrumpió Álex

—”Siempre fue un mito—continuó Jeremías sin prestarle atención— solo encarnado por unos

 pocos a lo largo de la historia, que hacían del culto a sí mismo una religión.

Reyes, emperadores, profetas encarnaron Narcisos a lo largo del camino humano, casi

 siempreacompañado de la fascinación y de el dolor de sus semejantes que proyectaban sobre 

ellos su propio narcisismo postergado”.

—Pará fanático ¿adónde querés ir con todo eso? Interrumpió Álex.

— ¿Adónde? ¿adónde? A que está sociedad hedonista va a terminar como Narciso.

—¿Cómo Narciso? ¿que tomaste ? Agregó Santi que empezaba a preocuparse por la salud 

mental de su amigo.

—Dejenme terminar, falta poco:

“Empezamos a olvidarnos unos de otros, y estar cada vez mas pendientes de nuestras

 vivencias, de nuestros deseos, de nuestros intereses, tolerando cada vez un poco menos la 

cercanía de lo distinto en el otro.

La pasión tomó el nombre del amor y reinó sobre todos, definiendo los comienzos y los finales

 de cada relación afectiva.

Cada vez se hizo más difícil comprendernos y comprometernos, solo podemos jurar fidelidad a

 nuestras sensaciones e ideas del momento que estamos viviendo”.

—Permiso—dijo el mozo— ¿el cortado es?

—Para mi—dijo Santi.

Sirvió el café a Álex mientras Jeremías seguía con la mirada impaciente cada movimiento del 

mozo, que terminó de esparcir todo lo que traía sobre la mesa.

Continuó :—”Nuestro desenfreno empezó a resquebrajar nuestro planeta, mientras lo 

contemplamos sin inmutarnos, ni detenernos a pensar en lo que vendrá.

Nos colmamos de lo material que necesitamos, y de lo que no, y tenemos mas de lo que 

soñamos alguna vez, así fuimos entonces dejando cada vez mas seguido de soñar la eternidad 

en los hijos por venir, los cuales lentamente fueron transformándose más en una carga que en 

una bendición.

Por primera vez en la historia, las poblaciones de los países desarrollados dejaron de crecer, y 

los ancianos empezaron a ser más que los niños, en muchos lugares las escuelas empezaron a 

ser un recuerdo, y la infancia una anormalidad.

Cerca de la mitad de las poblaciones urbanas viven solas en el mundo desarrollado.

Solos.

Nos vamos quedando solos”

Se escuchó el estallido de un vaso sobre el suelo y a un pibito gritar como si lo destriparan, se dieron vuelta los tres

— Lo bien que nos vendría estar solos—dijo Santi y ante la gélida mirada de los dos atinó un —

perdón.

Jeremías tomó aire y pareció quebrarse su voz.

Santi y Álex permanecian en silencio, Jeremías se recompuso y continuó:

—”¿Será este nuestro destino?, ¿Nuestro inexorable final?

    ¿Extinguirnos lentamente sin percatarnos, mientras nos encandilamos con nuestro propio                 espejo?

¿O en una selfie?

¿El Apocalipsis será el olvidarnos del otro y no ver más allá de nuestra propia mirada?

¿Caeremos dentro de nuestro propio reflejo, en un sueño eterno?”

Dobló y guardó los apuntes ….

Los miró, académico, y preguntó:

— ¿y? ¿que piensan? ¿no es lo que pasa? ¿lo que nos pasa?

—¡Qué se yo! —dijo Álex—puede ser que tengas razón, nunca me lo puse a pensar¿de donde sacaste eso?

— Es discutible, pero hay algo que no me cierra—dijo Santi

—¿Qué?

—Vos hermano, todo esto está muy lindo y podemos discutirlo, pero no nos llamaste medio urgente para hablar de sociología posmoderna.

—¿Pero te mueve algo ésto?

—Ariel te lo pregunto directo ¿que cuernos te pasa?

Se hizo un silencio que duró lo que tardaron los ojos de Jeremías en colmarse de humedad.

—Dale hermano larga, ¿que pasó?

—Es Maca

—¿Que le pasó a Macarena?

—¿A ella?, Nada, ella me hizo moco a mi, después de cinco años, me destruyó — las lágrimas

 recorrían su rostro

—¡Yo sabía! Te lo dije ¡te lo hizo! Dijo Santi, —no te digo yo, siempre te lo hacen, no hay que 

darles más bola, las minas son todas iguales, tooodas, todas, te terminan engañando

—¡Para idiota, que no me engañó!, … Peor.

— ¿Que?¡se fue con otra mina!

—¡No tarado! me dijo…, Me dijo que me olvide de que ella tenga hijos alguna vez, que ya lo 

pensó mucho y decidió que no es para ella la maternidad, que no la joda más y que si quiero

 una familia que me busque otra mina.

—¡Ahh bueno!, ¡Anda a la m…..!, me hiciste cagar todo, ¡Que idiota que sos! Pensé que era algo 

serio ¿hijos? ¿para que querés hijos? Si son un quilombo.

—Si, total acuerdo con Maca, ¡hijos nioooooo!, gastadero de guita, les das tus mejores años y al 

     final te terminan metiendo en un geriátrico.

—Disfruta la vida hermano, Macarena es una mina increíble.

    Jeremías los miró decepcionado.

—Tiene razón el chabón que escribió esto, nos extinguimos viejo, no tenemos futuro, pensé que 

ustedes eran diferentes, que me iban a dar una mano con Maca, pero creo que, como dijo aquel

 hombre,  “estamos en la B”.

A %d blogueros les gusta esto: